El viaje hacia el sur desde Beijing a Hanoi es una sugestiva aventura en tren. Este recorrido comienza y acaba en dos de las capitales más atractivas de Asia, pasando por varios escenarios destacados como la Gran Muralla y la bahía de Halong, ambas reconocidas como las principales atracciones de la región. El viaje comienza en Pekín, donde los viajeros pueden conocer puntos de interés como el Templo del Cielo y la Ciudad Prohibida, antes de visitar una sección de la Gran Muralla. Rumbo al sur en trenes de alta velocidad, se realizan paradas en Luoyang, la puerta de entrada a las grutas en las que se puede admirar el mejor arte rupestre chino-budista. Tras una parada para admirar los paisajes de Guilin, los viajeros podrán continuar en dirección a la frontera de China y Vietnam y las cascadas Detian, donde abruptas montañas resaltan la belleza del paisaje. La aventura continúa en coche hasta al océano en la Bahía de Halong, donde los karsts de piedra caliza sobresalen verticalmente desde aguas color esmeralda.

Para máyores informaciones póngase en contacto con nuestro experto de viaje escribiendo a [email protected] o vea aquí el itinerario completo .